¿Qué estás haciendo en este semi-confinamiento?

Pasear por cualquier ciudad pequeña o grande hoy mismo supone constatar una situación que resume muy bien la pandemia que estamos viviendo: una profunda tristeza flota por todos los rincones.

Una tristeza que paraliza a muchísima gente, que les empuja a la inacción, a simplemente sentarse en su sofá y hacer que el mando de su televisión sea su compañero día tras día. Y es verdad que hay situaciones muy complicadas, con familias que dependían de un ingreso y ahora no lo reciben. Otras, sin problemas económicos pero a las que la desaparición de su rutina y la enorme incertidumbre les genera ansiedad y depresión. Pero lo ultimo que tienes que hacer ante esa situación es compadecerte y quejarte de las autoridades de turno que te han cerrado el negocio. Puedes enfadarte, tienes todo el derecho del mundo, pero una vez expresada tu rabia, es hora de ponerse a solucionarlo. Y la solución que depende de ti es aprovechar esta situación en tu beneficio, y a la vez en el de tu negocio.

¿Crees que cuando vuelvas a poder abrir tu negocio te entraran más clientes por el hecho de mostrar tu indignación en las RRSS? ¿O por ver veinte series de tirón?. Claro que no. Si tienes un restaurante, es un momento ideal para repensar la carta, rebautizar los platos, modificar los procesos de los pedidos… Si tienes una tienda de ropa es un buen momento para ese catalogo digital que nunca has tenido tiempo de hacer… Si tienes una cafetería es el mejor momento para buscar productos nuevos, diferentes, que hasta ahora no te habían hecho falta… Si tienes una mercería, una juguetería, una peluquería o lo que sea, no habrá un momento mejor para digitalizar tu negocio que ahora. Y cuando hablo de digitalizar no me refiero a abrir una cuenta en Instagram, o Facebook, o mostrar tu carta a través de un código QR. No, eso no es digitalizar. Eso es lo fácil, lo que hacen todos y lo que no te repercutirá en dinero en la caja (o si lo hace será tan poco que no compensará el esfuerzo). Cuando digo digitalizar me refiero a registrar los movimientos de tus clientes, analizarlos y establecer a cuales tienes que dirigirte para que vuelvan más a menudo o que compren más. Me refiero a captar clientes nuevos que se interesen por tus servicios o por tus productos. Me refiero a conocer cuales son los costes reales de cada producto o servicio que vendes para marcar los precios adecuados. Me refiero a saber que productos o servicios son los más rentables para poner ahí tus esfuerzos y dejar de lado los otros.

Y por supuesto, ahora que tendrás más tiempo para ti, debes aprovecharlo para cuidarte (empezando a hacer deporte si no lo hacías, comiendo mejor…) y sobre todo para formarte. En un mundo que cambia cada vez más rápido, los verdaderos ignorantes serán aquellos que no sean capaz de reciclarse, desaprender lo aprendido y aquellos que no aprendan algo nuevo (no se dónde vi esta frase, pero es absolutamente cierta, no te quepa la menor duda).

Y después de leer esto, ¿de verdad estás aprovechando este paréntesis obligado en la rutina diaria o todavía estas llorando porque se fue el sol? Pues ya sabes, las lagrimas no te dejarán ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s